martes, 25 de noviembre de 2008

Creencias y descreencias de Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero (24/11/2008): "Creo que en la economía hay que intervenir lo justo (...) Descreo en el proteccionismo; es un elemento de retroceso."

Mientras tanto, envió a la ministra Elena Espinosa a Bruselas a la reunión donde se abordaba la reforma de la Política Agraria Común (P.A.C.) para conseguir que las ayudas directas a la producción agrícola por parte de la Unión Europea no bajaran el 13% como se había propuesto, sino que lo hicieran solo en un 10%. Estas ayudas provocan que en muchos países pobres sea más barato importar productos agrícolas europeos que comprar los propios.

Descree del proteccionismo, pero el 16 de octubre de 2005 dijo que "compartimos la prioridad de que las propuestas de la Unión Europea preserven la integridad de la PAC y el mandato de la Comisión".

Qué cómodo es tener principios de estos de "ahora sí" y "ahora no" según sea el caso que le ocupe.

24 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Camisetas cambiantes.

Fernando Manero dijo...

Lenguajes que sirven para todo, palabras que se las lleva el viento mientras los hechos las contradicen, pronunciamientos para la galería y para quedar bien con quien se quiere quedar bien. Todo forma parte de la tramoya en la que cada vez creen menos porque quienes la montan sólo creen en sus descreencias reiteradas.

Fernando Ramos dijo...

Es triste, pero todos los políticos son así, siempre bailando al son que les toquen. Sería mejor: Zapatero a tus zapatos.

Saludos

Clares dijo...

Pues sí que es triste, sí. ¿Sabéis lo que es la demagogia? Pues eso. A conveniencia de lo que convenga en cada momento para los votos y para tener contentos a todos, menos a los que están pasando miserias, que esos ni votan ni nada. Y llorando por un ojo, que los hay peores.

agnóstico apático dijo...

Muy acertado nuevamente tu comentario. No está de más recordar el cambio de principios según las circunstancias de la gran mayoría de los políticos. Al estilo Marx (Groucho, claro). Algo similar se podría decir de las voces que se escuchan estos días con respecto al caso de Repsol y cómo se rascaban las vestiduras cuando Bolivia o Venezuela actúan conforme a sus intereses naturales con respecto a la energía... Hay que joderse...

Saludos.

Necronomicón.net dijo...

El que se muestra ambiguo pretende no parecer mentiroso, vende dos “verdades” que conviven en él. ¿homofonía, logomaquia, o simple estupidez?.

el Kontra dijo...

Camaleónico.

agnóstico apático dijo...

Ups, "rascarse" no, rajarse o romperse mejor... jejeje.

Neurotransmisores dijo...

Los políticos dicen tantas mentiras que nunca se acuerdan de lo que dijeron anteriormente.

Saludos.

Anónimo dijo...

Me la suda el Estado y creo que todos los políticos hacen las cosas mal apropósito o por pura estupidez. Sin embargo, eso no me exime de dar mi opinión sobre ciertos actos concretos.

En este caso, dar un monopolio ruso el 20% de nuestra empresa energética más valiosa es un disparate. Rusia quiere Repsol para tener su margen de influencia en España y en América Latina ahora que se prepara para remontar lo que perdió en el 89.

Y como decir "Soy presidente del Gobierno en España" (independientemente del partido al que pertenezcas) es como decir "soy un concejal de Cuenca" nuestro destino es ser absorbidos por otros imperios económicos.

Patético.

Mal bicho dijo...

Los políticos siempre están debajo del arbol que mejor sombra da.
No hay mas que ver a los militantes del PP de Cataluña o Galicia. Si no son galleguistas o catalanistas no se comen un rosco, aunque todos sabemos muy bien de que pie cojea cada uno.

Clares dijo...

Agnóstico apático, lo suyo en estos casos es "rasgarse las vestiduras", vamos de un pedazo tirón del mismo escándalo que le da a uno. El dicho era ése en su origen, pero ya veo que evoluciona.

agnóstico apático dijo...

rasgarse, eso, rasgarse... estoy últimamente de un disléxico que me tiene preocupado. Gracias Clares.

Juan Carlos Lemus dijo...

salve, Michelet
la doble moral es universal y encima de eso es triple moral en los políticos. lo cierto es que así no prosperará el mundo e iremos directo al fondo. Húndeles tus dedos de gato, amigo.

Ray Coy dijo...

"Un señor prudente no puede ni debe mantener la palabra dada cuando tal cumplimiento se vuelva en contra suya y hayan desaparecido los motivos que le obligaron a darla" ("El Príncipe" de Nicolás Maquiavelo).
Este principio lo cumplen a rajatabla los políticos, se llamen Zapatero, Rajoy o Rosa Díez. Lo de incumplir lo dicho o cambiar de opinión según las circunstancias es tan habitual en la política que ya hasta parece que lo asumimos como algo natural. Desgraciadamente.

PD: ¡¿Nunca habías escuchado ninguna canción de Paco Ibáñez?! :o

Valentina. dijo...

Creo que esto es lo que me conviene creer en este momento, pero esto no implica que más adelante crea lo contrario si lo creyera más conveniente. Creer, en algo, lo que sea, creo que eso es lo más importante, bueno lo creo en este momento porque ya dije que...

Bla, bla, bla...
políticos.

Besos, Miquelet.

alfonso dijo...

dirá lo que en cada momento le sea mas beneficioso aunque el dia antes haya dicho lo contrario o no tenga sentido lo que diga
un saludo

el Kontra dijo...

Master felino, te dejé un premio en mi blog. Muchos saludos.

eme dijo...

Así van las cosas.

sirleito dijo...

hoooooollllllllaaaaa

ya volví, hacía mucho que no estaba en casa

pasaba a saludarte y decirte que en argentina a los que tienen actitudes como la de zapatero se les dice vulgarmente "panqueques" porque se dan vuelta

Abrujandra dijo...

Zapatero a tus zapatos, me dió escalosfríos y escaloscalientes.

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

No puedo decir nada, porque el Chuqui me dijo que no hable de política en los blogs, pero... shhhhhhh, aquí entre nosotros, te confieso, ¡¡no me gusta Zapatero!!

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

O yo estoy loca... pero estoy completamente segura que dejé un mensaje aquí hace unos días... creo que sacaré un turno con el Psiquiatra... urgente!!

Cathy Pazos dijo...

La política en todas partes del mundo es así, al final nadie sabe para quien trabaja.

Besitos