domingo, 9 de noviembre de 2008

Experiencias cubanas de Loli

"Cuba, ¿es realmente un paraíso?" Una "sensacional" carta de una lectora publicada en el diario "20 minutos" a la que solo le falta decir la verdad para que tenga alguna credibilidad. Quizá Cuba no sea un paraíso (tampoco el país desde donde escribo lo es), pero habrá que analizar con algún rigor la situación actual de la isla para evaluar cómo viven realmente los cubanos. Y esta tal "Loli Palacios", que muy bien podría ser vecina de Alejandro Sanz en la Miami más acomodada, no es precisamente el paladín de la objetividad. Analicemos lo que dice y situémoslo en la realidad:

Acabo de llegar de mí tercer viaje a Cuba. Y de los tres, ha sido el peor. Yo en Cuba vivo como cubana: vivo en una casa de familia, con apagones y cortes de agua, con falta de comida y de artículos de primera necesidad. Cuando voy allí sufro miedo todo lo que le falta a la gente y aquí tenemos de sobra, incluso derrochamos.

Si Loli realmente ha llegado desde Cuba (no sé si se ha marcado un farol para hacer más creíble su relato), debería saber que después de sufrir un devastador huracán de fuerza 5, las infraestructuras eléctricas y de suministro de agua potable tardan un cierto tiempo en recobrar la normalidad. Antes del huracán, la Revolución Energética puesta en marcha en 2005 ha conseguido reducir los apagones en un 90% con respecto a 2004. Por lo que respecta a los alimentos, con una gran parte de la producción agropecuaria destruida, es normal que se sufra un temporal desproveimiento hasta que lleguen las importaciones necesarias y se desarrollen los cultivos de ciclo corto puestos en funcionamiento para obtener productos agrícolas en las próximas fechas. De todas maneras, se está estudiando un plan que corrija los déficits productivos del sector agropecuario cubano, que no son pocos.

En un mes en Cuba no hemos podido darle a mí hijo ni una verdura ni una fruta porque los mercados están vacíos. Ante esta situación, tener dinero tampoco vale nada.

No exageres Loli. Que faltaran algunos productos y que hubiera menos tenderetes abiertos en los mercados y menos calidad no ha impedido a nadie comprar un plátano o un tomate en un mes. Otra cosa es que a tu hijo sólo quiera comer uva embolsada del Vinalopó o tomatitos cherry.

En el shopping (así es como llaman los cubanos a laso tiendas por dólares) un cartón de litro de leche cuesta 2,40 chavitos (así se llama al peso convertible). ¿Quién es el guapo que puede comprar eso? Un cubano medio gana más o menos 150 pesos cubanos, para cambiar a pesos convertibles son 25 por 1, con lo que esto equivale a 6 chavitos. Tampoco podemos comprar a los vendedores ambulantes porque te detienen y a lo peor tienes que pagar 500 ó 600 pesos de multa.

Si en lugar de ir al shopping (una especie de mercado elitista, donde todo es más caro), la Loli fuera a un mercado estatal, con precios subvencionados por el Estado, quizá consiguiera leche a un precio muchísimo más bajo, como hacen la mayoría de los cubanos. Por otra parte, sólo multan a gente que compra grandes cantidades con la finalidad de especular con los alimentos y a los vendedores ambulantes irregulares (como ocurre en mi ciudad).

La imagen que se da de Cuba aquí es que todo ha mejorado. ¿Os acordáis de las famosas ollas que dio Fiel y que publicó a bombo y platillo? De dar nada de nada. Las ollas hay que pagarlas y te las descuentan del sueldo. ¿Y eso de que la gente puede tener móviles u ordenadores? ¿Con los sueldos que hay con que van a comprar un móvil o un ordenador? En Cuba en el 90% del territorio no hay cobertura y prácticamente nadie puede usar Internet.
En ningún momento dijo Fiel que iba a regalar ollas, aunque sí que las ha regalado a las familias que necesitan de ayuda social (unas 500.000). Para pagar las ollas (con precios subvencionados) se han otorgado créditos para que el pago sea más fácil. En el resto de Centroamèrica y el Caribe, los sueldos normales tampoco permiten comprar móviles y ordenadores. ¿Y por qué antes no se podían tener teléfonos móviles y la conexión a internet estaba muy limitada? Pues para no sobrecargar la precaria banda de la red cubana, ya que los vecinos de los EEUU no han permitido la conexión de Cuba al cable de fibra óptica del Estrecho de Florida (al que pertenece) y la isla todavía tiene un acceso muy limitado y costoso a los satélites.
Por cierto, la cobertura territorial de telefonía móvil es del 65% (un 77% para la cobertura poblacional) y se ha desarrollado, con una red de casi 300 radiobases, el servicio de Telefonía Fija Alternativa, que empleando un equipo telefónico convencional, da servicio con la modalidad inalàmbrica a lugares de difícil acceso.


En Cuba en el siglo XXI los niños no se alimentan bien, no tienen ni ropa ni juguetes. Con 9 años no pueden tomar leche y no probarán muchas cosas seguramente nunca. En los hospitales faltan medicinas y la gente tiene miedo.

La propia UNICEF ha certificado que Cuba es el único país de América Latina que ha erradicado la desnutrición infantil. La mortalidad infantil tiene índices más bajos que a los EEUU. Desde la ONU hasta el banco Mundial han reconocido que la población de la isla es la única del Tercer Mundo que ha alcanzado un nivel de desarrollo humano comparable al de los países más desarrollados, y el país se puede permitir el lujo de haber enviado médicos voluntarios para trabajar gratuitamente en 102 países. En 2004 se lanzó la Operación Milagro, que hizo que un millón de personas víctimas de enfermedades oculares de 28 países recobraran la vista.
Por cierto, a mi también me dan miedo los hospitales. No puedo ver las agujas.

Y que nadie me diga que todo esto se culpa de Norteamérica y del bloqueo.

No, claro que no, todavía dirá que los distintos gobiernos de los EEUU han sido siempre unas bellísimas personas y el bloqueo lo impusieron para mejorar el bienestar del pueblo cubano.

Me gustaría ver en mí próximo viaje a Cuba que las cosas por fin han cambiado.

¿Hacia donde quiere que cambien? ¿Hacia un modelo parecido al de sus vecinos de Haití, República Dominicana o Jamaica? ¿Añora los tiempos en los que Cuba era el burdel de los EEUU?

Cambiar sí, pero siempre hay que cambiar las cosas para que vayan a mejor.


13 comentarios:

supersalvajuan dijo...

La necesidad de un cambio. Ya.

Fernando Manero dijo...

La Sra Loli puede escribir esa carta y la contraria. Con ese tono simple que utiliza, sus posibilidades expresivas dan para cualquier argumentación en un sentido u otro. Nada nos dice la Sra. Loli de dónde ha estado y cuánto tiempo ha estado. Se limita a contar su película sin explicar nada y omitiendo lo que le da la gana. Vaya con la Sra. Loli, que es recibida por una familia cubana, niño incluido, y lo pasa tan mal. Al final, justifica el bloqueo porque lo considera una cosita de poca monta. Vaya, con la Sra. Loli, va con su rollo preconcebido, nos lo cuenta a tiro pasado y tan contenta. Menuda es la Sra. Loli con su capacidad para enterarse de lo que pasa. ¿Ignorancia, sectarismo, torpeza? Qué mas da. ¿Sensacional la carta? Ahi te has pasao.

Mal bicho dijo...

Esta carta la escrito Esperanza Aguirre o alguien de su palo. Ademas, seguramente no haya estado nunca en Cuba.
Lo digo porque si es verdad lo que cuenta, esta tia es gilipollas. Un sitio te parece una mierda, pero vas tres veces.

miquelet dijo...

SUPERSALVAJUAN: Depende de lo que quiera decir "cambio". Y depende de lo que quieran los cubanos. Ellos deciden.

FERNANDO MANERO: Perdón, pero olvidé añadir comillas a la palabra "sensacional", aunque también podría haber usado el término "sensacionalista".
Puede que la Sra. Loli haya añadido su nombre a alguna carta publicada en alguno de esos diarios de Miami que tantas subvenciones y apoyo reciben del gobierno estadounidense para defender "su democracia".

MAL BICHO: Me extraña que la tía esta haya estado en Cuba como ella dice. Es probable que haya cogido varias noticias de medios proestadounidenses y habrá elaborado un relato para darle más credibilidad. No es infrecuente este tipo de periodismo, por desgracia.

Gracias por los comentarios.

alfonso dijo...

de todos formas en Cuba siguen pasando muchas penurias.
como tu dices el articulo de esta sra.(que no lo estoy defendiendo) ha sido condimentado para poder publicarlo y que tenga lectores,pero...la situacion allí no es nada buena

Cathy Pazos dijo...

Cuba a pesar de pintar una parte muy pobre tiene otra que es bastante rica, hay gente de muchísimo dinero, lo malo es que esto no es equitativo.

Clares dijo...

Pues resulta que mi cuñado es cubano, y que mi cuñada se va todos los años para allá, que mi sobrino pasa unos cuantos meses al año allí, y que todos, incluido el nativo, están de acuerdo en que las cosas tienen que mejorar, pero que ni hambre ni miserias se pasan, que hay educación y sanidad. Al bloqueo, que es sangrante, y al problema puntual y terrible del huracán, habrá que añadir que la vida allí tiene un estilo completamente distinta de la nuestra.
No obstante, me parece como a vosotros que esta carta es un apañico para echar leña al fuego.

Carlos Berdión dijo...

Gracias por esta entrada, me llegó...totalmente

saludos

Necronomicón.net dijo...

Para algunos “la cuestión de Cuba” parece un acto de fe. La fe en algo tan imposible como la trinidad de la que os reis.

En Cuba tienen que cambiar muchas cosas, para empezar que el pueblo pueda tener voz, que se respeten los derechos humanos.

“ ¿Añora los tiempos en los que Cuba era el burdel de los EEUU?”, escribes. Ahora mismo Cuba es el burdel del mundo entero. Un gran burdel. Los hermanos Castro y su cuadrilla de dictadores son los mayores proxenetas del mundo.

Y si, se de lo que hablo. Tuve la oportunidad de inaugurar hace muchos años una cafetería en Meliá Habana. Por mediación de amigos continúo ayudando en lo que puedo a algunas personas. No pasan hambre pero si penurias. Su retraso en el tiempo se acentúa y se acentúa y se acentúa.

Es un pulso inútil ya perdido. Efectivamente Miquelet: todo se puede defender y demostrar, incluso lo indefendible o indemostrable. Desconfiaría de cualquier iluminado que grita “patria o muerte” y también de los hooligans que aprueban tanta sabiduría dependiendo de qué color es la “elástica”.

Es una opinión.

Saludos.

Markos dijo...

Estoy convencido de que muchas personas, como Loli, dicen lo que haga falta por el bien de Cuba y de los cubanos. El mero hecho de que estén bajo una dictadura, sirve para justificar todos los intentos de derrocamiento y de reconversión de Cuba en un país civilizado y capitalista.

Ahora bien, teniendo en cuenta dónde les queremos meter; y cómo nos va a nosotros con el fabuloso capitalismo...puede que dentro de un lustro estemos deseando vivir como en Cuba.

miquelet dijo...

ALFONSO: Eso sí, a ver a quien ponemos de ejemplo de lo que es no pasar penurias.

CATHY PAZOS: Paradójicamente, uno de los problemas actuales de Cuba es el capitalismo. Gente de países capitalistas que van a Cuba y pagan servicios por un precio muy superior a los sueldos medios de Cuba. Con esto se ha provocado que crezcan las desigualdades económicas y que un taxista gane más en propinas que el sueldo de un profesor universitario.

CLARES: La cuestión es que hay que mejorar el sistema, no cambiar de sistema.

CARLOS BERDIÓN: De nada, es un placer escribir.

NECRONOMICON: el pueblo, al contrario de lo que se dice, tiene voz. Y éste ya ha dicho que hay que mejorar el sistema pero sin cambiarlo. Nada halagüeño les puede venir adoptando el sistema capitalista a la americana o a la europea.
Y lo del burdel, siempre pasa cuando viene gente de fuera con dinero fresco en el bolsillo. Pasa en Cuba y en Benidorm (No sé la cantidad de prostitutas que puede haber en esa ciudad, pero es espectacular. La diferencia en Cuba es que el fin de ese país era el de proporcionar placer al norteamericano. Ahora es algo que se intenta erradicar.
Y bueno, tal vez ellos no tienen en la cabeza esa necesidad de consumir enfermiza que tenemos nosotros. Ahora parece que quien no tiene móvil o televisor plano es un neanderthal. su sistema de valores es otro diferente al de nosotros (tanto tienes, tanto vales).

MARKOS: Ufff, los términos "civilizado" y "sistema capitalista" no casan demasiado bien.

Muchas gracias por vuestros comentarios.

Fernando Ramos dijo...

Master Miquelet: Le cuento, Cuba no es un paraíso, eso está claro, ningún país lo es. Pero yo estuve en La Habana, hace un par de años, justo cuando pasó un devastador huracán, fue asombroso, el agua penetró casi un kilometro adentro del malecón, lo vi en la TV por la noche, al otro día, cuando dejó de llover un rato, fui a ver la inundación, y ya no estaba, tienen tal eficacia los cuerpos de emergencia que ya habían limpiado todo, no hubo muertos. En Guatemala un fuerte aguacero, no digamos un huracán, destroza las carreteras y mata buena cantidad de gente, sucede así, año con año, cinco o seis veces al año.

Le comparto un link de un reporteje que hice sobre Cuba.

http://www.prensalibre.com/pl/domingo/archivo/revistad/2005/noviembre05/271105/dviaje.shtml

Saludos master.

Markos dijo...

ironizaba...debo explicarme mejor