martes, 5 de agosto de 2008

La paranoia de Pérez-Reverte

No sé, pensaba que Arturo Pérez Reverte era diferente, más racional. Pero he entrado a su blog y me he sentido completamente decepcionado. Como muchos otros de su especie, despotrica contra todos aquellos que tenemos la fea costumbre de hablar en catalán y además, de usarlo en la tierra de donde es propio. Poned atención a su comentario:

"Por encima de tanto marear la perdiz, tanto cuento y tanta murga, la única realidad real se la siguiente: mí amigo José Manuel es madrileño, técnico de sonido, tiene veintisiete años y una novia en Cataluña. La novia se vendría a vivir con él a Madrid, de no mediar un problema: ella trabaja en Barcelona. Así que llevan un año intentando que el chico encuentre algo allá arriba, porque, como él dice, tampoco es cosa de chulear a la churri. El problema es que José Manuel no parla una palabra de catalán, y su trabajo tampoco le deja tiempo para ampliar horizontes lingüísticos. No pucha del catalán más que buenas noches y buena tardes; y eso, con acento de Leganés. Cono tales antecedentes, supongo que nunca adivinarían ustedes lo que ocurre cada vez que busca trabajo en Barcelona. ¿Verdad que no? Me juego el sillón de la letra T a que no se les hubiera ocurrido jamás: no le dan trabajo porque no sabe catalán. Que me dice, caballero, se admirará alguno –el presidente del Gobierno, por ejemplo–. No me puedo de creer ese déficit de buen rollito. Etcétera."

O no es tan inteligente como la gente piensa, o no ha cuidado demasiado los detalles de este texto:

- El tal José Manuel tiene un grave problema. O se saca una novia castiza, o lo tiene muy crudo. Imagináis que la chica sea portuguesa y que viva en Lisboa. Malditos portugueses!!! No puede encontrar trabajo sin saber portugués y no puede aprenderlo. Qué os apostáis a que, en este caso, seguro que hace un pequeño esfuerzo para enseñarse a decir algo más que "obrigado"?.

- No puede encontrar trabajo si no sabe catalán. Y como lo han encontrado los miles de ecuatorianos, colombianos, argentinos, chilenos, paraguayos, cubanos, marroquíes o senegaleses recien llegados a Cataluña? Quizá tienen la ventaja de ir a academias de catalán en sus países y llegan con un catalán perfecto, ¿no? Yo pienso que José Manuel ha encontrado la excusa perfecta cada vez que le rechazan en una entrevista por ser un poco bobo.

- Si su trabajo no le deja tiempo para aprender catalán, pero tiene pensado dejárselo. Cojones!!! Déjate el trabajo ahora, te vas a Barcelona, aprendes las cuatro chorradas básicas y a buscar trabajo, que ya puedes. Por lo menos eso es lo qué haría yo. Qué el catalán no es chino.

- Y ahora, como experiencia personal: En Barcelona se oye hablar por la calle con más frecuencia el castellano que el catalán. Es normal entrar en un establecimiento, pedir en catalán y que el dependiente (o dependienta) et conteste en un perfecto castellano. Miles de inmigrantes llevan más de veinte años viviendo con normalidad en Barcelona sin haber soltado nunca una palabra en catalán.

Entonces, en qué paranoia vive actualmente Arturo Pérez-Reverte? Realidad real? A quien piensa engañar?

11 comentarios:

JoPo dijo...

sinceramente, para mi es un tema q tengo un poco en claro-oscuro.Creo q no es valida la comparacion con LIsboa, es otro pais, de facto, no un proyecto o ensoñacion politica-cultural.Por otro lado, si los 2 idiomas tienen el mismo valor ante la ley entiendo q se facilite el aprendizaje incluso se premie en depende q tipo trabajo.
pero en otros o si la persona no quiere aprenderlo, tambien esta en su derecho......



lo dicho, claro-oscuros

Ray Coy dijo...

Lo que puse fue algo más o menos así:
Con Pérez-Reverte has “tocado hueso” conmigo, jaja. Podrías haber puesto una foto más reciente, macho, que ésa tiene que ser por lo menos de cuando publicó “La piel del tambor” (y el premio al comentario freaky del año es para… ¡Ray!).
Nunca he estado en Cataluña, así que no sé si lo de hacerse entender es tan jodido como Arturo lo pinta. Lo que sí sé es que cuando los políticos catalanes atienden a los mcom estatales, la mayoría hablan en catalán, lo cual me parece una falta de respeto: su objetivo tendría que ser hacerse entender, no demostrar lo nacionalistas que son. Todavía no he visto a ningún vasco (ni siquiera a un nacionalista ni a un independentista) hablar en euskera para el resto de España porque saben que tienen que hacerse entender para hacer llegar su mensaje a todo el mundo.
Entiendo que si durante 40 años machacan una lengua, pasado ese tiempo la gente la use y reivindique porque forma parte de su cultura y de su identidad como pueblo. Pero una cosa es eso y otra es llegar al punto ridículo de tener que traducir a alguien hablando en catalán.
Y lo de Portugal y Cataluña no me parece comparable porque Portugal es otro país, y Cataluña hoy por hoy todavía es una Comunidad Autónoma de España.
Un beso :)

miquelet dijo...

JOPO: Lo de Portugal lo puse como una especie de trampa, ya que una comparación más exacta hubiera sido poner el caso de Bélgica o de Suíza. Pero puse Lisboa porque esa es una de las opciones que se defienden para salvar la lengua: la independencia. Una Catalunya independiente recuperaría inmediatamente la lengua, ya que tendría el mismo valor que el portugués para Portugal.
Y sí existe el derecho a no aprender catalán. Sin embargo, en Catalunya no existe el derecho a no aprender castellano, ya que la Constitución así lo establece.

RAY COY: Lo de la foto es que me hizo gracia. Siempre intento poner una foto que ponga al personaje en una pose que tenga que ver con su personalidad. Y esa imagen de empollón de colegio un poco pardillo le viene al pelo.
Bueno lo de la lengua de los políticos tiene una explicación simple. Atienden en catalán cuando se encuentran en un territorio de lengua catalana. No creo que los hayas oído hablar en catalán en Madrid, ya que reconocen que en Madrid la lengua madre es el castellano, y eso es lo que deben hablar. Y lo de las traducciones, a mí personalmente me encantan, siempre que se traduzcan con subtítulos. Es una predilección que tengo el escuchar los sonidos y las entonaciones de otras lenguas. Odio cuando plantan encima a un doblador en tono aséptico. Se pierde la fuerza del discurso. Es una cosa que echo en falta de los políticos vascos, ya que, como dices, se les escucha poco hablar en euskera, con lo bonito que es.
Pero lo dicho: un mensaje llega igual con subtítulos, y quien quiera saber lo que dice, lo sabrá. No lo veo ridículo de ninguna manera. ¿Es ridículo traducir al inglés a un político danés hablando en danés, aunque sepa inglés? Las ventajas de utilizar la lengua materna es que hablas con más confianza, con más fuerza. A mí me pasa.
Lo de Portugal y España ya se lo he explicado a nuestro amigo JOPO. Arriba lo tienes.
En todos los conflictos sociolingüísticos, hablan demasiado los políticos, que normalmente tienen poca idea de sociolingüística. Tal vez si escucháramos a los especialistas, rompiéramos con algún tabú que tenemos establecido. Te dejo el enlace a una interesantísima entrevista (estuve al punto de meterla en el blog) a Juan Carlos Moreno Cabrera, Catedrático de lingüística. Merece la pena leerla. Es madrileño, por lo que no es sospechoso de hablar en nombre del catalanismo. Os dejo el enlace:

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=531823&idseccio_PK=1006

Un abrazo y gracias por vuestros comentarios.

Markos dijo...

Pues yo estoy completamente de acuerdo contigo.

Por una parte me parece que se exagera una barbaridad con el tema del catalán, que por otra parte no es nada complicado. Yo he estudiado algo de chino ¡Y eso sí que es complicado! Si aprendemos idiomas extranjeros por qué no vamos a aprender idiomas ibéricos?

Por la otra parte el amigo Reverte patina sin parar. Está cómodo contando cosas que ya no corresponden al tiempo actual.

miquelet dijo...

Completamente de acuerdo con lo que dices. Y hay una cosa que resultaría de gran ayuda para que el resto del Estado tuviera otra actitud con las "otras" lenguas: estudiarlas en todos los ciclos de enseñanza. Aunque sea en plan introducción y normas básicas. Un año para cada lengua. A lo mejor, conociéndolas, hay gente que se da cuenta de que el catalán no es algo que nos hemos inventado para joder al castellano.

Gracias por tu comentario.

Salud.

agnóstico apático dijo...

Estoy plenamente de acuerdo con lo que dices, miquelet. Mi hermana viven en Barcelona desde hace años y, aunque se no se defiende muy bien con el catalán, jamás ha tenido problemas laborales por razones linguísticas. Me entristece que intelectuales como Pérez-Reverte entren al trapo de esta falsa polémica y hagan crecerse a esa cantidad de gente con infinidad de prejuicios que se apasiona con estos temas desde la distancia y la ignorancia. Te lo digo porque en la Mancha hay unos cuantos de estos, aunque no tantos como se cree a veces desde las comunidades bilingües.

miquelet dijo...

Yo pienso que hay tres tipos de personas, tanto en la Mancha como en Valencia.
Está la que cree firmemente en ese tipo de prejuicios de los que hablamos.
Otros siguen la inercia de los medios de comunicación. No se han parado a pensar decididamente en este tipo de cosas. Para ellos los malos son quienes los medios dicen que son los malos.
Y por otro lado estamos gente como tú, yo y muchos más, que no nos creemos nada a priori e intentamos buscar un poco más allá.

Estos últimos son muy numerosos, pero los primeros hacen mucho más ruido y por eso hacen más bulto.

Salud y gracias por el comentario.

Enric Tomàs dijo...

Visito este blog por primera vez y leo un post que dice verdades como puños. No sé si sorprenderme de las chorradas de Pérez-Reverte. ¿Por qué él, siendo un supuesto intelectual (aunque cada vez más cenizo) se junta cno el tal José Manuel, que es evidente que tiene graves problemas?
Vivir sin catalán en Catalunya es posible, aunque, consejo a quien venga a vivir aquí, a los catalanes nos gusta que uno haga el esfuerzo de hablar nuestra lengua, porque significa que la respeta.
Como dice Miquelet, hay muchos inmigrantes que en décadas no han hecho ni un mísero esfuerzo para hablar catalán. De hecho solo lo han hecho si llegan a presidente o a ministro...

Anónimo dijo...

Creo que no conoceis a Reverte lo suficiente. Yo soy catalan, y no despotrica contra el catalan, ni contra los catalanes o catalanas, ni contra la cultura catalana.
Es meramente el hecho de que en Catalunya, estan pasando cosas, como minimo incoherentes. Por culpa de los politicos, claro.
Las lenguas no han de ser barreras, y en Catalunya, guste o no, se estan formando esas barreras.
Por el hecho de vivir en Catalunya, hoy en dia comunidad autonoma, no tengo que aprender catalan a no ser que sea por interes personal, no por obligacion.
Da igual que sea idioma oficial. El castellano tambien lo es. El dia que la comunidad autonoma, se transforme en pais - de verdad no lo seriamos ya si lo quisieramos? -entonces si, seria obligatorio.
A eso se refiere Reverte.

Vicente dijo...

El ejemplo portugués-catalán no hay por donde cogerlo. El idioma oficial en Cataluña es el castellano y en Portugal el portugués. Ké semejanzas hay entre los portugueses y los catalanes? En el tema lingüístico, ninguna, así ke no kompares temas incomparables. Gracias.

Anónimo dijo...

Hay quien se cree neutral y mezcla lengua con política, aparte de que no sabe la diferencia entre país/nación y estado.
Si alguien se va a un lugar (dejo la definicón de país para después, para que no se altere nadie) que tiene una lengua propia pero que no es independiente, pero este alguien no quiere aprender la lengua de ese lugar y se hace entender en otra lengua o con signos, es porque mezcla lengua con política, porque si la quiere aprender si ese lugar es independiente es por eso mismo. Es necesario respetar y aprender la lengua del lugar a donde se va a vivir, sea o no independiente.
Un país o nación es un territorio con una cultura, idiosincrasia propias y muchas veces lengua propia. Ej. de países: Castilla, Cataluña -o Países Catalanes, aquí ya se ve la tradición confederal, que en Castilla no quieren entender-, Euskal Herria, Galicia, Flandes, Escocia, Kurdistan, Gales, Inglaterra, etc. Un estado es un territorio con una organización política y administrativa, a veces formado por un solo país, pero en su totalidad (Japón, Portugal, etc.), por parte de un país (Irlanda) o por más de un país (España, Francia, Reino Unido, China, etc.).