martes, 26 de agosto de 2008

Relaciones históricas entre el castellano y el catalán

Recuerdo de mi época de enseñanza primaria y media, que en la asignatura de Lengua Española figuraba siempre el tema de los préstamos lingüísticos de otras lenguas. Siempre estaban las mismas procedencias: el árabe (almacén, almazara, zaguán), el francés (carné, maquillaje, coñac), el inglés (bistec, film, fútbol), germanismos (blanco, espía, bigote), el italiano (escopeta, lira, alerta) o americanismos (coyote, chocolate, tomate). Los préstamos procedentes de las lenguas peninsulares eran tratados como anecdóticos. Para los préstamos procedentes del catalán, siempre nos ponían los mismos ejemplos: alioli y capicúa. Sin ningún otro comentario.
Pero la realidad del contacto e influencias del catalán en el castellano son mucho más importantes del que nos hacían creer. En la baja edad media, la Corona de Aragón dominaba comercialmente el Mediterráneo, desde la Península Ibérica hasta Atenas y Neopátria. El catalán, por lo tanto, era una lengua habitual en los tratados mercantiles. Mientras tanto, el castellano era una lengua que se hablaba solo en ciertas zonas de la Península, con una economía bastante pobre entonces, basada principalmente en la ganadería, la agricultura y el comercio de la lana. El catalán gozaba de un apogeo cultural extraordinario, con figuras literarias de primer orden, como Ausiàs March. Por lo tanto, el catalán era la lengua que aportaba los términos que designaban a los avances técnicos y era la lengua de prestigio de la que el castellano cogía léxico para adaptarlo.
Debo reconocer que ni de lejos me esperaba que fuera tan importante la influencia catalana en el léxico castellano. ¿Es nuevo el descubrimiento de esta abundante herencia? No. En el año 1957 Corominas ya recogía en su Diccionario Crítico Etimológico de la Lengua Castellana todas las palabras que tenían un origen seguro en el catalán. También incluía otros de origen probable. ¿Y por qué en los libros de texto escolares se sigue ignorando esta importante influencia? ¿Por qué continúan poniendo como únicos préstamos alioli o capicúa? Quizá muchos de estos libros siguen bebiendo de las fuentes de la enseñanza en la dictadura franquista, cuando la existencia de otras lenguas en ell Estado español, diferentes del castellano, era considerada una anécdota. Este minusvaloración de la importancia histórica del catalán, ha contribuido a crear el menosprecio que se percibe en una parte de la sociedad en los territorios de habla castellana.
Os dejo con una lista de palabras castellanas cogidas directamente del catalán (no están incluidas las discutibles):

ANÍS, CAJA, SASTRE, BUQUE, GUANTE, ORGULLO, ALBERGUE, BANDEROLA, FORRAR, FANGO, GRAVA, ROCA, CANTIMPLORA, CARACOL, TROMPETA, LINAJE, PAPEL, RAZA, ALOJAR, CARRUAJE, ENTREMÉS, BRONCE, ESCAYOLA, MOSCATEL, COLIFLOR, CORTESANO, FORASTERO, CAPITÁN, DIETARIO, EXILIO, AVERÍA, MÁSCARA, TARIFA, CALMA, FAROL, GALERA.

11 comentarios:

Enric Tomàs dijo...

Buen post, defendiendo él origen catalán de tanto y tanto vocabulario.
Si te apetece, podrías dedicar otro escrito a reseñar las otras aportaciones catalanas al resto de España, empezando por la reforma reciente de los Estautos de Autonomía.

Otra palabra para la lista podría ser "peseta", q es una 'peça petita'.

JoPo dijo...

LA RESPUESTA a tu pregunta es facil.

el idioma y costumbres de ciertas zonas peninsulares se han convertido en politica.
A esto se le añade unos posos, venidos de la dictadura. Pero eso si unos posos aun calientes, y voila!!!

centralismo ideologico.

algo tan bello como un idioma es maninupulado, pero por varios lados. La culpa no solo esta en Madrid. Talibanes de la nacion/naciones hay en todos los lados.

algo habria que hacer para sacar la cultura de la arena politica.



(q chapa he soltado)( como decia el bigotes)

supersalvajuan dijo...

He de decir que el mejor coñac no es de origen francés, es de El Palmar (o lugar de Don Juan), tanto el siglo xix como el constitución son especatculares
http://www.destileriasbernal.com/menu.htm

....GooNie.... dijo...

jo..pues si soy sincera ni sabía que alioli ni capicúa venían del catalán.....mis libros de texto se limitaban al IZQUIERDA Euskera. Y además era de las pocas que nos ponían!
un saludo!

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Escayola es una palabra con personalidad, solita se hace espacio. No sabía que era de origen catalán... hay tantas cosas que uno ignora...¡Gracias MIQUELET, por poner un poco de luz sobre este tema!

miquelet dijo...

ENRIC TOMÀS: Son muchas las aportaciones y la mayoría invisibilizadas.
Es cierto, peseta venía de una moneda catalana. Y parece ser (aunque falta confirmarlo) que el propio topónimo "España" y su gentilicio "español" también proceden del catalán. Si recojo más información expondré la teoría.

JOPO: En el Estado español, la política se ha vivido siempre de una forma demasiado encendida y poco racional. Por ello, cualquier elemento es utiizable para atacar al rival, aunque sea una lengua.

SUPERSALVAJUAN: mmmm, no soy mucho de coñac (o brandy) pero su aroma sí que me encanta. Si alguna vez los veo en algún bar los cataré. Gracias por tu aportación. Cualquier producto que conozcas de tu tierra me lo aconsejas, que tengo un estómago insaciable y me encanta la buena comida y bebida.

GOONIE: Otro día explicaré la aportación del euskera al castellano. Es sorprendente no sólo en el léxico. Y está claro que ni por asomo se han dignado a nombrarlo en los libros. El euskera fue clave en la formación del castellano.

LOS CHUQUIS: Es un placer enseñaros lo que sé y aprender de lo que sabéis.

Gracias por vuestros comentarios.

Sharif Bujanda dijo...

"Capicúa" es una palabra que me gusta como suena, aunque será que la relaciono con Los Amantes del Círculo Polar... "Albergue" me suena a palabra árabe, aunque quizá pasó al castellano por el catalán.
Y finalmente, la que más me ha gustado: exilio.
Qué pena que los volúmenes de Corominas sean tan caros.
Un saludo.

miquelet dijo...

SHARIF BUJANDA: Suele pasar que un préstamo determinado haya sido a su vez prestado a la lengua prestante. Las relaciones entre pueblos ha sido constante a lo largo de la historia. Es la grandeza de las lenguas: son la plasmación viva de la historia de un pueblo.
Cuando desaparece una lengua, desaparece un pedacito de humanidad.

Gracias por el comentario.

PECE dijo...

Mmmmmmm... espinoso asunto.

Parece que muchas de las palabras que citas no tienen su origen en el catalán, o al menos, son de incierto origen según la RAE.

Claro que se puede pensar que la RAE es parte interesada y una mano negra pretende ocultar la influencia etimológica del catalán en la lengua castellana; pero en el mismo sentido se podría pensar que Corominas (creo que tu fuente) es parte interesada del otro lado, al menos subconscientemente, sobre todo después de consultar su biografía.

Realmente pienso que debe ser muy difícil seguir la pista al lenguaje. Sobre todo cuando hablamos de lenguas romances que han bebido todas de la misma fuente (cuando no es el caso del castellano y el catalán que comparten no una sino varias fuentes: latín, árabe, vasco?). Seguramente en la historia, a parte de los préstamos castellanos al catalán y viceversa, debieron existir orígenes comunes y simultáneos que crearon similares resultados.

Por supuesto prefiero pensar que cuando se tratan temas poco científicos (me refiero a ciencias que no son puras, por lo tanto nada demostrables en laboratorio), la certeza se establece por el consenso que en cada momento haya de la élite, en este caso de los lingüistas.

Lo que si es cierto es que en la educación española debiera enseñarse más profundamente el conocimiento, la historia, de todas las comunidades que la forman como medio de evitar rivalidades; y eso, sin perder la visión general de unidad entre diferentes comunidades que conforman la realidad española.

agnóstico apático dijo...

muy interesante este artículo... la verdad es que era un tema que nunca me había planteado. Lo que sí reflexiono de vez en cuando es qué hubiera pasado si el catalán se hubiera impuesto al castellano en lo que hoy es España.

Salud!

miquelet dijo...

PECE: Bueno, las palabras que he puesto son las que tienen un origen comprobado en el catalán. Están basadas en la etimología de Corominas, pero con investigaciones posteriores muy serias y de las que se ha publicado incluso una tesis doctoral. Esta tesis tiene un carácter muy conservador. Esto es, que ante la menor duda respecto de su origen, se elimina a esa palabra del carácter de "origen seguro" al de "origen probable".
El método para averiguar el origen de una palabra es muy complejo y basado en análisis diversos. Si quieres me dices tu dirección de correo en un comentario y te lo envío (no publicaré el comentario).
En esa tesis se distingue también a los préstamos directos de los indirectos, o sea, los que pasaron directamente del catalán al castellano y los que tuvieron una lengua intermedia. En las palabras que puse todos los préstamos son directos.
Supongo que en la RAE prefieren ignorar el origen de algunas palabras, a atribuirles un origen catalán. Puede deberse al pique que tuvieron con Corominas, ya que éste rechazó la invitación a convertirse en académico de la lengua española, debido al injusto tratamiento que se le daba al catalán.
Hablando de otro tema, pienso que se ayudaría mucho a la comprensión de otras identidades si en la educación primaria y secundaria se estudiasen las "otras" lenguas y literaturas. Y es que yo mismo he escuchado a alguién decir en serio que el vasco fue inventado por los terroristas para ir en contra de todo lo español. Como te lo digo.

AGNÓSTICO APÁTICO: Ufff, igual ahora los colombianos tendrían un gracioso acento catalán y algunos criticarían al Real Madrid por negarse a volar con Air Berlín al no querer poner su servicio de atención en castellano (aparte del catalán). pero quien sabe. Depende de tantas cosas...

Salud y gracias por vuestros comentarios.